Blog Colmena Interactive

← regresar

Los 5 mandamientos para definir el tono de comunicación de tu marca

Escrito por colmena el 10-11-2016 18:15:08

“Le falta personalidad auténtica” es de las peores críticas que puede recibir tu marca, pues va directo al corazón, a la esencia de todo lo que has construido y logrado. Si llegaste a este artículo porque alguien te lo dijo, lee nuestros 5 mandamientos para definir tu tono de comunicación y encontrar la verdadera voz de tu marca.

Imagen1.png

¿Qué significa la voz de mi marca? es la manera en la que tu empresa expresa su personalidad, valores y esencia, y se distingue de su competencia. Tiene que ver con el cómo dices las cosas y cómo empata con tu audiencia.

Pasos para crear una estrategia de contenidos

Primer mandamiento: No suenes falso

Puedes inspirarte en las buenas prácticas de tu sector para definir tu tono de comunicación, pero no los copies, la gente odia cuando se da cuenta que estás imitando a otro. Habla desde tu experiencia y forma de ser. Pregúntate:

  • ¿Qué hace a tu marca única?
  • ¿Qué tienen de especial tus productos y la manera de hacer las cosas?
  • ¿Cuáles son las creencias, valores, y forma de ser de tu marca?
  • ¿Cómo se dirige tu marca a sus clientes?

Segundo mandamiento: Conoce a tu público

El tono de comunicación va más allá de elegir cómo hablar, es acerca de cómo reflejamos nuestra personalidad y logramos una conexión con nuestra audiencia para entablar una conversación con ella.

 

via GIPHY

 

Hay marcas que son serias, otras que son más irreverentes y unas más que adoptan un tono más cálido dependiendo de cómo es su audiencia: si son arquitectos, agrónomos, aficionados de la cocina, jóvenes, etcétera.

Tercer mandamiento: Adopta un estilo

Ya que sabes a quién le vas a hablar, elige un estilo de conversación que haga clic con ellos, de tal manera que la recepción del mensaje sea muy fluida y acorde tanto a lo que tu marca busca decir como lo que ellos esperan escuchar.

Para desarrollar este punto, el siguiente diagrama puede serte útil. Tenemos cuatro columnas con dos estilos contrastantes, elige uno de cada hilera según sea el más apropiado para tu mensaje.

Imagen3.png

Por ejemplo, si queremos hablar acerca de una bebida energética dirigida a jóvenes de 18-22 años de edad, lo más conveniente es adoptar un enfoque divertido, casual, irreverente y entusiasta.

Sin embargo, si el mensaje está relacionado con un aumento en las tarifas de un servicio de entretenimiento digital, lo más adecuado sería hablar con seriedad, de manera respetuosa y directa, pero de una manera casual para no sonar tan fríos.

El siguiente paso es elegir qué palabras puedes y cuáles no según las cuatro categorías que elegiste.

Punto extra: Si quieres hablar con los jóvenes, recuerda que sólo tienes 8 segundos para captar su atención. Conoce más acerca de la generación Z, aquí.

Cuarto mandamiento: sé constante pero flexible

El tono de comunicación está alineado a la personalidad de tu marca; sin embargo, cuando la situación lo amerita puedes optar por un mensaje más juguetón o más serio. Además, tiene que estar alineado a todos tus canales de comunicación, como tu página de internet, tu blog y tus redes sociales.

Imagen4.png

Quinto mandamiento: evalúa tus mensajes

Siempre puedes afinar el mensaje. Toma en cuenta las sugerencias, puntos de vista y estado emocional de tu audiencia, pues de ellos depende la aceptación o rechazo a tu forma de comunicarte.

 

via GIPHY

 

Contempla su contexto, habla con ellos y haz pruebas para conocer sus reacciones.  El objetivo principal es conocer si realmente el tono se alinea con la personalidad de tu marca y el tono que buscamos. Si no lo hace, haz los ajustes necesarios y vuelve a probar.

Al final… ¡Plásmalo en una guía de estilo!

Ya que tienes un tono de comunicación definido, agrúpalo con el resto de los elementos de tu identidad en una guía de estilo con el fin de que la persona, o personas, encargada de dar a conocer tu mensaje sepa exactamente cómo es la personalidad de la marca y dar los mensajes adecuados según la ocasión.

Imagen6.png

El objetivo es tener un mensaje consistente en todos tus canales. Por tanto, tu guía de estilo debe incluir:

  • El tono de comunicación de tu marca: Las palabras, frases, enfoques y elementos de personalidad que tienen que ver con la personalidad de tu marca y aquellas que definitivamente no forman parte delos valores de ella.
  • Elementos gráficos: El logotipo, tipografías y estilos fotográficos y de elementos gráficos que complementan el contenido de tu marca. Aquí, al igual que con el tono de comunicación, debes contemplar los colores primarios, secundarios y prohibidos, y las imágenes que se pueden utilizar.

¡Pero eso no es todo!

El tono es sólo una parte de una estrategia digital. Aprende más acerca de las métricas para medir el desempeño de tus contenidos aquí y, de paso, te invitamos a que te suscribas a nuestro newsletter mensual.

 

via GIPHY