Blog Colmena Interactive

← regresar

Cómo planear una estrategia digital

Escrito por colmena el 05-10-2016 18:56:31

5 pasos imprescindibles

Hoy sabemos que los consumidores ya no son como antes: son más sofisticados, impacientes y demandantes. Por eso, el gran reto de cualquier marca es lograr “súper” servir a una audiencia y brindarle experiencias placenteras en un ambiente 100% digital.

 

Pero ojo, eso no significa que debas abrir todas las cuentas en redes sociales que se te ocurran ni gastar tu dinero en cuanto foro tengas enfrente de ti. No, debes contar con una estrategia para tener claro qué ofreces, a quién se lo quieres decir, en qué tono de comunicación se lo dirás y cuánto puedes invertir para conseguirlo.

Nuevo llamado a la acción

Aquí te compartimos cinco puntos imprescindibles para la planeación de una estrategia digital:1. DEFINE TUS OBJETIVOS

via GIPHY

 

El primer punto (y el más importante de todos) es tener muy claro a dónde quieres llevar tu marca. Para eso, contestar estas preguntas te puede ser de gran utilidad:

¿Qué objetivos guían tu estrategia de negocio?
¿Cuáles son las capacidades disponibles para lograr dichos objetivos?
¿Qué métodos de trabajo vas a implementar para sustentarlos?

Sobra decir que nadie quiere perder dinero, por eso es importante tomar en cuenta la rentabilidad de tus objetivos. ¿Cómo se mide esto en una estrategia digital? A través del ROI.

El ROI, o Retorno de la Inversión (Return On Investment), es el valor económico que se genera de las diferentes actividades dentro de la estrategia de marketing digital. Con esta métrica podemos medir cada centavo que invertimos en una campaña a través de la siguiente fórmula:

ROI= (beneficio o retorno de inversión-inversión)/inversión.

 2.- PIÉRDELE EL MIEDO A LOS DATOS

via GIPHY

 

Ya que tienes claros tus objetivos, hay que probarlos en el ámbito cuantitativo para pasar del campo de la idea al del contexto. ¡Y no lo decimos nosotros! Una encuesta aplicada a 10 mil encargados de marketing de 92 países publicada en Harvard Business Review (HBR) reveló que las empresas que usan datos y análisis en sus decisiones y tienen un claro propósito de marca crecen más rápido.

Aquí entra en juego el insight, es decir, el dato clave que te dará la luz para resolver un problema. ¿Cómo se obtiene? Investigando a profundidad a tu target y a tu marca, para así saber cómo conectar de una mejor manera con él y hablar el mismo lenguaje.

Entre las ventajas por aplicar esto en tu estrategia de marketing digital es que puedes identificar las demandas y necesidades que desconocías de tu target y mejorar el posicionamiento de tu marca.

 3.- CONOCE Y ENTIENDE A TU AUDIENCIA

 

via GIPHY

 

El siguiente paso es definir cómo es esa persona a la que tu marca le hablará: qué edad tiene, a qué se dedica, cuáles son sus intereses y necesidades, etcétera.

Esto se resuelve creando una Buyer Persona que, en otras palabras, es la representación de tu consumidor potencial a partir de datos demográficos, sociológicos, conductuales, motivacionales y de sus necesidades.

Los datos parten de una investigación acerca del perfil que tengas en mente. Puedes hacer entrevistas, estudios etnográficos y de mercado, etcétera, todo depende del análisis que necesites hacer para responder lo siguiente:

¿Cuál es la información demográfica del target?
¿A qué se dedica?
¿Qué grado de estudios tiene?
¿Cuáles son sus necesidades?
¿Cómo puedes ayudarlo a resolverlas?
¿Dónde buscan información y/o soluciones a sus problemas?

 4.- PIENSA EN DIGITAL… SIEMPRE

 

via GIPHY

 

En 2011, Google acuñó el concepto “Momento cero de la verdad”, para definir a la “revolución en la manera en que los usuarios buscan información en línea y toman decisiones acerca de las marcas”.

¿Qué significa esta revolución? Que el proceso de compra de los consumidores dejó de ser lineal, y que la información que un usuario encuentra rápidamente en línea es un factor muy importante en la decisión de compra.

Y, claro, estar en donde “los usuarios están buscando y compartiendo” a través de una estrategia de ranking en buscadores (Search Engine Ranking).

Este ranking es la posición en la que aparece tu sitio en los buscadores cuando un usuario investiga un término relacionado con tu marca. Para mejorar ese lugar, se tiene que trabajar en optimizar la accesibilidad, la usabilidad y el contenido de tu sitio.

La estrategia de Search Engine Ranking tiene dos vertientes: SEM (Search Engine Marketing) y SEO (Search Engine Optimization).

SEM
Anuncios pagados en buscadores que aparecen en la parte superior de los buscadores.
Se cobran por cada clic que da el usuario.

SEO
Optimización del contenido en un sitio web para posicionarlo en los buscadores de manera orgánica. Se toman en cuenta las palabras clave, velocidad, enlaces externos, etcétera.

Recuerda, la optimización de tu sitio web es fundamental para mejorar la posición de tu marca y así los usuarios puedan encontrarte con facilidad.

 5.- MEDIR ES IMPORTANTE

 

via GIPHY

 

Debes tener claro que no todas las marcas pueden tener los mismos resultados. El target, el producto y la inversión en la estrategia son factores que modifican los alcances de una campaña. Por ello, debes tomar en cuenta parámetros viables de resultados deseados, esto lo puedes lograr a través de:

– Monitorear todas las acciones de la estrategia.
– Medir resultados según los presupuestos, target y tiempo de implementación.
– Emplear sólo las métricas que empatan con los objetivos de marca.
Probar mejoras en el transcurso de la campaña.

Estas métricas se conocen como KPI (Key Performance Indicator), o Indicadores Clave de Rendimiento, y te dan a conocer el estatus de tu estrategia con datos cuantitativos que te permitan actuar acorde al resultado obtenido.

Entre los KPI que se toman en cuenta son:

– Tasa de rebote: indica qué contenido le gusta al usuario y con cuál no empata.
– Número de visitas al sitio y a las secciones.
– Tiempo de carga: indispensable para el SEO.
– Valor medio de compra.
– Índice de conversión: cuántos interesados se convierten en clientes.
– Permanencia en el sitio.
– Productos abandonados en el carrito de compra: en caso de existir.

Al finalizar el plazo de la estrategia y con la información que arrojen estas métricas, podrás tomar decisiones más inteligentes y asertivas para mejorar y potenciar tus próximas acciones y, de esta forma, aumentar la efectividad y la rapidez para cubrir las necesidades de tu target.

¿Eres embajador de una marca? Aquí te compartimos este glosario de términos que todo buen marketer debería conocer para dominar el mundo digital.

Nuevo llamado a la acción