Blog Colmena Interactive

← regresar

Cómo medir los resultados de tu estrategia digital

Escrito por colmena el 30-09-2016 16:50:09

(Olvídate de las métricas vanidosas)

Una estrategia de marketing efectiva y poderosa está cimentada en métricas, en esos criterios específicos —algo así como qué tan alto colocamos la vara— para saber qué dio buenos frutos para tu negocio y qué de plano no. Las métricas son la forma más precisa de evaluar, cualitativa o cuantitativamente, los resultados cosechados por tus esfuerzos de marketing.

Si ya invertiste tanto tiempo y esfuerzo en desarrollar tus contenidos, es necesario invertir también una fracción proporcional en su seguimiento: identificar, en términos simples, qué se está logrando con ellos. Con esto no sólo medirás su desempeño, sino también podrás maximizar las oportunidades de venta, las conversiones y el retorno de inversión.

Metricas_estrategia.jpg

El KPI

El FBI, la KGB, el KFC… pero el KPI no es uno más en este mundo fascinado por las siglas, no, señor. Un KPI —o Key Performance Indicator— es una métrica que permite monitorear acciones específicas que influyan en el rendimiento de tu estrategia de contenidos. En otras palabras, buscamos responder esta pregunta: ¿qué tan lejos o cerca estamos de conseguir los objetivos planteados por nuestro contenido?

La definición de un KPI se hace siempre en función de tus objetivos. Hagamos un breve paréntesis: existen algunos rasgos que debe tener un objetivo para que sea funcional y un buen andamio para los KPI del futuro. S.M.A.R.T. nos ayuda a explicarlo y recordarlo más fácilmente:

S por eSpecífico:

Enfocado en un solo aspecto relevante y claro. Por ejemplo: generar prospectos desde mi sitio web.

M por Medible:

Representado numéricamente para que pueda contarse. Por ejemplo: generar 40 prospectos desde mi sitio web.

A por Alcanzable:

Ajustado a la capacidad y características reales de la estrategia y del equipo encargado de ejecutarla.

R por Relevante:

Que sea determinante para los fines de la estrategia.

T por escalado en el Tiempo:

Que pueda rastrearse en un periodo de tiempo determinado. Por ejemplo: generar 10 prospectos por semana desde mi sitio web.

Ya que tienes bien zurcidos tus objetivos, es necesario establecer los KPI específicos para cada mensaje de tu marca. Este esquemita lo dice mejor:

Objetivos_metricas.jpg

Una guía rápida para conocer mi KPI

Cuando sabes exactamente qué vas a conseguir y qué vas a decir — ¿todavía no lo sabes? Échate un clavado en este artículo—, procedes a elegir el indicador que te dé los datos más apropiados para medir tu rendimiento. Es cuando esta tabla de abajo tiene un propósito en este planeta.

Diagrama_para__metricas.png

Dos últimas recomendaciones como despedida: evita los KPI vanidosos, esos que sólo obtienen resultados para el ego de tu marca pero que no contribuyen realmente a alcanzar tus objetivos de negocio. Y no pierdas de vista estas acciones virtuosas: observa, analiza, compara, optimiza y vuelve a intentarlo.

¡Buena suerte!

Nuevo llamado a la acción