Blog Colmena Interactive

← regresar

5 cosas que debes saber de un diseñador digital

Escrito por colmena el 19-10-2017 14:54:57

Sabemos que el trabajo de un diseñador es mucho más complejo que sólo hacer que las cosas luzcan bien, su labor es un delicado equilibrio entre apariencia y funcionalidad. Pero si pensabas que la adaptación de un diseñador al mundo digital era pan comido, déjanos decirte que no es así. Aquí te compartimos 5 puntos que debes conocer acerca de la importancia de contar con un diseñador digital especializado para conseguir productos eficaces.

1. Su trabajo va más allá de la apariencia

Cualquier diseñador debe buscar que sus creaciones cumplan los objetivos estéticos y comunicativos deseados. En digital, esto se complica un poco más, pues además de ser funcionales, los diseños deben abrirse camino entre el mar de información y publicaciones que pueden encontrarse en internet.

Para llamar la atención es necesario cuidar estos tres aspectos:

Aspectos de un contenido efectivo

Contenido: Si bien muchas veces la intención comunicativa no depende al 100% del diseñador, su labor es esencial para el éxito de un producto digital. Éste debe ser valioso, útil y relevante para el usuario. El aspecto gráfico tiene que ir alineado al comunicativo para garantizar que llegue más lejos.

Apariencia: Aquí es donde comienza el trabajo de los diseñadores, y se trata de darle al contenido una imagen. Se deben tomar en cuenta cuáles son los colores más adecuados, que vayan acorde al tema y que además consigan atraer la atención de los usuarios, cuál es el tamaño necesario para cada plataforma, cuál es la imagen que debe reflejar el producto, etcétera.

Usabilidad:  Los puntos descritos hasta ahora aplican también en el diseño tradicional, sin embargo en esta parte hablamos de un tipo específico de usabilidad. Sobre todo en sitios web o aplicaciones, los usuarios buscan obtener lo que quieren de forma rápida y fácil, así que la labor de los diseñadores es también mostrar a los usuarios el camino que deben seguir y ayudarlos a llegar a su destino con la mayor eficiencia y con el menor número de pasos posibles.

2. Diseñar para redes sociales no es tan fácil

Es necesario aclarar que no cualquier diseño puede subirse a redes sociales. Antes que nada, los diseñadores para redes sociales, necesitan conocer profundamente las especificaciones de cada plataforma con la cual trabajarán.

Deben conocer y respetar los formatos utilizados en cada red social, cuáles son las medidas adecuadas para cada pieza y sobre todo conocer los algoritmos que utilizan las plataformas para mostrar ese contenido de manera orgánica o no, así como las condiciones que deben cumplir los materiales para ser pautados y obtener mejores resultados.

Por ejemplo, cuando se pauta una publicación en Facebook se recomienda que ésta no tenga más del 20% de texto en la imagen, pues de otra manera podría reducirse el alcance de la publicación y aumentar el costo de la pauta.

Proporciones imágenes redes sociales

3. Es indispensable saber cómo trabajar con video

Actualmente, gran parte del tráfico en internet está compuesto por videos, según Wizowl, el 94% de los negocios perciben el video como una herramienta efectiva y el 76.5 % de los marketers y pequeñas empresas han obtenido resultados con esta estrategia, de acuerdo con Animoto. Cuando se trata del consumidor, según Husbpot, el 43% quiere ver más videos este año.

Debido a la fuerza que ha ganado este formato, la edición de videos se ha convertido en una parte importante para el trabajo de los diseñadores web, y si bien existen aquellos especializados en temas más complejos, como la animación, todos los diseñadores web deben tener nociones en la creación de videos.

43% quieren más videos

4. No deben ser programadores, pero sí entenderlos

Uno de los debates más polémicos en el mundo del diseño es si los diseñadores deberían tener una amplia formación en programación, la respuesta es no, no se busca tener un todólogo que sea diseñador y programador al mismo tiempo, sin embargo, el conocimiento de cómo funcionan las herramientas de programación puede darle un panorama más amplio al diseñador y ayudarlo a desarrollar un producto más funcional.

Así pues, se busca conseguir esta empatía entre diseñadores y programadores para lograr un trabajo en equipo, pensado tanto en términos computacionales, como humanos, haciendo más fácil y organizado el desarrollo del producto, pues así el diseñador conoce los alcances y limitantes del proyecto.

Algunas ramas del diseño digital más cercanas a este entorno son las siguientes y aunque lo ideal sería tener un diseñador específico para cada uno de estos aspectos, en latinoamérica lo más común es que un sólo diseñador se encargue de ellos.

5. Mientras más actualizados estén, mejor

En internet y los medios digitales, las tendencias están en constante cambio, esto significa que los gustos, intereses y necesidades de los usuarios se transforman continuamente, haciendo necesario que los diseñadores estén constantemente actualizando sus materiales para responder a las nuevas tendencias.

Además, deben estar pendientes de las nuevas herramientas, formatos y actualizaciones de las diferentes plataformas para innovar en la forma de presentar sus materiales y mantener el interés de los usuarios en sus diseños.

Ser un diseñador digital implica muchos retos, pues más allá del simple hecho de crear una imagen, cuando se trata de productos como sitios web o aplicaciones, es necesario diseñar también la estructura y funcionamiento de los mismos, además de estar continuamente investigando y renovando tanto su estilo, como sus herramientas, para desarrollar materiales frescos e innovadores.